5 amenazas comunes a las aplicaciones web y cómo evitarlas

A pesar de su conveniencia, existen inconvenientes cuando se trata de confiar en aplicaciones web para procesos comerciales.

Una cosa que todos los propietarios de negocios tendrán que reconocer y contra lo que deberán protegerse es la presencia de software vulnerabilidades y amenazas a las aplicaciones web.

Si bien no hay 100% garantía de seguridad, hay algunos pasos que se pueden tomar para evitar sufrir daños.

Si está utilizando CMS, entonces el último informe pirateado de SUCURI muestra más de 50% de los sitios web infectados con una o más vulnerabilidades.

Si es nuevo en las aplicaciones web, aquí hay algunas amenazas comunes que debe tener en cuenta y evitar:

Security Misconfiguration

Una aplicación web en funcionamiento suele estar respaldada por algunos elementos complejos que componen su infraestructura de seguridad. Esto incluye bases de datos, SO, firewalls, servidores y otros dispositivos o software de aplicación.

Lo que la gente no se da cuenta es que todos estos elementos requieren mantenimiento y configuración frecuentes para que la aplicación web funcione correctamente.

Antes de hacer uso de una aplicación web, comuníquese con los desarrolladores para conocer las medidas de seguridad y prioritarias que se han tomado para su desarrollo.

Siempre que sea posible, programe pruebas de penetración para que las aplicaciones web prueben su capacidad de manejar datos confidenciales. Esto puede ayudar a descubrir las vulnerabilidades de las aplicaciones web de inmediato.

Esto puede ayudar a descubrir vulnerabilidades de aplicaciones web rápidamente.

Malware

El presencia de malware es otra de las amenazas más comunes contra las que las empresas deben protegerse. Al descargar malware, se pueden incurrir en graves repercusiones como el monitoreo de la actividad, el acceso a información confidencial y el acceso por la puerta trasera a violaciones de datos a gran escala.

El malware se puede clasificar en diferentes grupos, ya que funcionan para lograr diferentes objetivos: software espía, virus, ransomware, gusanos y troyanos.

Para combatir este problema, asegúrese de instalar y mantener actualizados los firewalls. Asegúrese de que todos sus sistemas operativos también se hayan actualizado. También puede involucrar a desarrolladores y expertos en antispam / virus para que creen medidas preventivas para eliminar y detectar infecciones de malware.

Asegúrese también de realizar una copia de seguridad de los archivos importantes en entornos externos seguros. Básicamente, esto significa que si está bloqueado, podrá acceder a toda su información sin tener que pagar debido al ransomware.

Realice verificaciones de su software de seguridad, los navegadores utilizados y los complementos de terceros. Si hay parches y actualizaciones para los complementos, asegúrese de actualizar lo antes posible.

Injection Attacks

Ataques de inyección son otra amenaza común para estar en el mirador por. Estos tipos de ataques vienen en una variedad de diferentes tipos de inyección y están preparados para atacar los datos en aplicaciones web, ya que las aplicaciones web requieren datos para funcionar.

Cuantos más datos se requieran, más oportunidades tendrán los ataques de inyección para apuntar. Algunos ejemplos de estos ataques incluyen Inyección de SQL, inyección de código y secuencias de comandos entre sitios.

Ataques de inyección SQL usualmente secuestran el control sobre la base de datos del propietario del sitio web mediante el acto de inyección de datos en la aplicación web. Los datos inyectados brindan instrucciones a la base de datos del propietario del sitio web que no han sido autorizadas por el propietario del sitio.

Esto da como resultado la filtración, eliminación o manipulación de datos almacenados. La inyección de código, por otro lado, implica la inyección de códigos fuente en la aplicación web, mientras que las secuencias de comandos entre sitios inyectan código (javascript) en los navegadores.

Estos ataques de inyección funcionan principalmente para darle a su aplicación web instrucciones que tampoco están autorizadas.

Para combatir esto, se recomienda a los propietarios de empresas que implementen técnicas de validación de entrada y codificación sólida. También se anima a los propietarios de empresas a hacer uso de 'privilegios mínimos'principios para que se minimicen los derechos de usuario y la autorización de acciones.

Phishing Scam

Los ataques de estafa de phishing generalmente están involucrados e interfieren directamente con los esfuerzos de marketing por correo electrónico. Estos tipos de amenazas están diseñados para parecerse a los correos electrónicos que provienen de fuentes legítimas, con el objetivo de adquirir información sensible como credenciales de inicio de sesión, números de cuentas bancarias, números de tarjetas de crédito y otros datos.

Si la persona no es consciente de las diferencias y los indicios de que los mensajes de correo electrónico son sospechosos, puede ser mortal, ya que pueden responder. Alternativamente, también se pueden usar para enviar malware que, al hacer clic, puede terminar obteniendo acceso a la información del usuario.

Para evitar que ocurran tales incidentes, asegúrese de que todos los empleados estén al tanto y sean capaces de detectar correos electrónicos sospechosos.

También deben cubrirse las medidas preventivas para que se puedan emprender acciones adicionales.

Por ejemplo, escanear enlaces e información antes de descargar, así como contactar a la persona a la que se envía el correo electrónico para verificar su legitimidad.

Brute Force

Entonces también está ataques de fuerza bruta, donde los hackers intentar adivinar las contraseñas y obtener acceso forzoso a los detalles del propietario de la aplicación web.

No existe una forma eficaz de evitar que esto suceda. Sin embargo, los propietarios de empresas pueden disuadir esta forma de ataque limitando el número de inicios de sesión que se pueden realizar y haciendo uso de una técnica conocida como cifrado.

Al tomarse el tiempo para cifrar los datos, esto asegura que sea difícil para los piratas informáticos utilizarlos para cualquier otra cosa, a menos que tengan claves de cifrado.

Este es un paso importante para las corporaciones que deben almacenar datos sensibles para evitar que se produzcan más problemas.